26 sept. 2010

Agua una fuente de sensaciones

Mi agua, nuestra agua, agua que recorre todas partes de la tierra y nos embauca con su transparencia y belleza; pero nos va contaminando y matando poco a poco, no porque ella quiera, sino porque la preciada y sobrevalorada razón humana, no nos hace saber valorar su precio; pero sí el del oro tan importante en tiempos de crisis.

Quizá cuando el agua no corra por el surco que formó, cuando los animales mueran en las orillas de los ríos, ríos ya muertos, sin brillos, ni ruido, ni agua transparente, sólo un revuelto de fango y basura quizá en ese momento el ser humano soñara con la libertad, la vida y la sensación de que el agua te abrace por todas partes de tu cuerpo mientras te hidrata y te llena de vida, entonces venderemos el oro para poder beber algo que ni siquiera será agua.






No hay comentarios:

Publicar un comentario